Mis 31 cintas para los 31 días de terror (segunda parte)


31 cintas para los 31 días de terror.-

31 cintas para 31 dias de terror dos

 

Estamos de vuelta, antes de que se cumpla la quincena para esta fenomenal segunda entrega de “31 cintas para 31 días de terror”. En teoría, si empezaran a verlas a razón de una x día a partir del domingo 15 de octubre, cumplirían este pedo de ver una cinta de terror al día durante todo Halloween (también tendrían que haber visto las 15 anteriores en un período récord de 5 días, perdón por ese pedo… )

 

Any-fucking-hoo, acá les van las 16 cintas de terror restantes:

 

The House of the Devil.- Ti West se volvió uno de mis directores favoritos, si bien me quedó a deber tantito en The Sacrament (la masacre de Jonestown es de los crímenes reales que más me ha obsesionado ever), pero House of the Devil es por mucho una de las mejores cintas de terror de los últimos 20 años.

Hausu.- Creo que es mejor que no les cuente gran cosa de Hausu, es simple y llanamente una de las cintas más alucinantes que podrán ver en sus vidas y yo quisiera poderla ver con los ojos frescos de la primera vez que la vi.

Kill List.- Después de que estuve obsesionado con Ti West, me obsesioné con Ben Wheatley. Creo que ambos son la prueba fehaciente de que una buena cinta se reduce a un buen guión y un buen director, punto.

The Hallow.- Otra que es súper sencilla en su ejecución, pero no por ello menos efectiva. The Hallow es una bonita adición al cine de terror fantástico que, dicho sea de paso, toca base con las leyendas inglesas de tiempo de los paganos.

Wake Wood.- Muy cerca a The Hallow en el sentido de que las dos están hechas con dinero de fondos estatales, también sencilla en su producción. Wake Wood es como un resumen ejecutivo de Pet Sematary y, bueno, en principio es buena idea dejar en paz a los muertos.

The Monster.- El regreso triunfal de Bryan Bertino ha sido bastante ignorado, a pesar de que su debut, The Strangers, siempre ha estado en todas las listas de lo mejor del cine de terror. The Monster es un regreso en forma que se deja ver e incluso tiene más de un momento de mucho miedo.

Scare Campaign.- En general no me gustan los slashers, pero este tiene espíritu y un guión que lo hace sobresalir (por mucho) del común denominador, si bien no va a ser para todos y necesita una suspensión de la realidad medio cabrona (habrá a quien nomás no convenza). Vale la pena darle chance.

Ouija: Origin of Evil.- Ni siquiera me digné a ver la primera parte a sabiendas de que la precuela es muy superior, esta la hizo el mismo chato que se reventó la más reciente adaptación de King: Gerald’s Game.

Ghost Watch.- Uno de los casos más viejos de, no found footage porque se transmitió en “vivo”, pero sí de una suerte extraña de fakeumentary en tiempo real. Tal vez el mejor antecedente sea la transmisión que hizo Orson Welles de La Guerra de los Mundos, sólo que este programa lo hizo la BBC mucho más recientemente.

The Bye Bye Man (el Unrated Cut, no el Theatrical por el amor de Dios).- Neta no vean la versión que es para menores de edad (acompañados de un adulto) en Estados Unidos porque es pésima. No es que sea muchísimo mejor este corte mucho más violento, pero sí la vuelve una cinta que vale la pena checar. La historia original es súper interesante y es supuestamente real… supuestamente…

Blood Creek.- Después del DE-SAS-TRE que fue Batman Forever, Schumacher hizo esta belleza de nazis, libros paranormales y terror. Véanla con confianza, les prometo que no hay batnipples.

We Go On.- Esta pequeña cinta independiente es realmente una de las mejores cintas de terror, pero es ligeramente mumblecore… es decir, no tiene jump scares, no tiene efectos especiales, no tienen gran cosa. Sólo tiene una idea muy sólida detrás y cuando te cae el veinte de lo que acaba de pasar, sí te pinches sientes bien incómodo…

Malefique / The Ninth Configuration.- Este par las vi cuando todavía podía ver Shudder en México y, curiosamente, tienen algo que ver entre sí. La primera es una cinta súper interesante acerca de un preso al que lo visita el Diablo, la segunda es una especie de precuela espiritual del Exorcista (es del mismo escritor, William Peter Blatty) que no es de miedo, miedo, pero sí te saca un pedo y deja pensando…

y cerremos con las dos secuelas menos entendidas de la historia:

 

The Exorcist III: Legion (Spicediver Fan Edit).- Justo otra cinta de William Peter Blatty y, si ven el edit que hizo Spicediver, la única secuela que necesitan ver del Exorcista. La versión original sí es deficiente y entiendo por qué no se ha colado en el gusto de la gente más que como cinta de culto, pero este fan edit es la versión más cercana a la idea original de Blatty y es IN-CRE-Í-BLE, punto.

 

Es medio un pedo descargar fan edits, pero vale mucho la pena que lo intenten, además es legal (si tienen una copia de la cinta).

Halloween III: Season of the Witch.- Malentendida porque no es una secuela en forma, sino una exploración de lo que originalmente quería Carpenter que fuera Halloween: una antología de terror. Es por eso que NO salen ninguno de los personajes que salen en las demás cintas de la serie, sino que van por una tangente que, si me lo pregunta, es interesantísima y sin duda se las recomiendo una vez que saben a qué van.

Listo, pos ái lo tienen, consentidotes. Feliz All Hallows’ Eve!!!!

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

hell house
Destacado1 Reseñas

Mis libros de terror favoritos (y sus mejores adaptaciones al cine)

ruco de terror 2 la maldicion de chuckpee
Destacado1 Podcast

El especial de terror de #RucoDeOnda