Los 5 discos que abrieron mis oídos


Siempre tengo esta teoría de que nadie debería de poner en su bio de Twitter “melómano”, claro que tampoco deberían de poner “irreverente”, “bipolar” o “sarcástico”, pero “melómano” me parece el que sí es una mentada de madre porque casi nadie de nosotros podríamos decir que somos “melómanos”

IMG_2091

 

Que, ojo, en tiempos tan revueltos es medio pinche tratar de hacer menos a cualquier persona que no oiga exactamente lo que nosotros oímos, “el gusto es una forma de censura” dice Mark Stewart de The Pop Group con toda la razón del mundo. Sin embargo sí creo que todo mundo se beneficiaría de tener un pensamiento más crítico basado en conocer cosas por fuera de su zona de confort.

 

Es una lucha cuesta arriba, siempre miento madres cuando estoy redactando las notas porque sé desde antes qué cosas nunca van a funcionar… Pero hace mucho que dejé de buscar el éxito en redes sociales, me da chingos de gusto que algunos de ustedes sí conecten (si bien ya conozco a mis villamelones) y hagan un esfuerzo de escuchar cosas que normalmente no llegarían hasta sus oídos.

 

En fin, acá mi pequeña lista con algunos de los discos que me cambiaron la vida y que, a la fecha, me parecen alucinantes.

Gareth Williams & Mary Currie – Flaming Tunes.- Toda la discografía de This Heat y su diáspora me parece sumamente recomendable, pero este disco además es bellísimo. Williams dejó This Heat tras la grabación de Deceit y se fue a la India, poco tiempo después grabó este disco con su pareja, Mary Currie. Es simplemente un gran LP de canciones de cuna post punks y, recuérdenlo bien, “la mejor arma es el arma del aprendizaje”.

Vox Populi! – Half Dead Ganja Music.- Este disco tal vez sea el único representante del género “industrial étnico”, que es como Axel Kyrou (el líder entre comillas del proyecto) decidió nombrar a su música. Lo étnico les viene de su cantante Mithra y su hermano Arash (respectivamente la novia y el cuñado de Axel) quienes empezaron a jammear con Kyrou y terminaron editando éste y Aither, otro de mis discos favoritos del mundo mundial.

Coil – Horse Rotorvator.- No les voy a mentir, a veces me da un poco de risa el mame de Coil, todos mis amigos “que saben de música” son medianamente fans… Pero también es cierto que, a diferencia de NIN (Trent Reznor era muy fan de ellos y los grabó en su estudio), estos culeros sí estaban locos y daban miedo, eran realmente experimentales y tienen más de un par de discos realmente alucinantes, comparto este en específico sólo porque fue el primero que escuché en plan “vamos a ver de qué van”.

Af Ursin – Aura Legato.- Este lo compré ayer y es tal vez el más reciente de la lista (la primera edición es del 2005), pero ya le traía ganas y no sé por qué, se me fue el pedo de que lo había re-editado Blackest Ever Black el año pasado. Son experimentos de dark ambient/drone psicodélico hechos por un músico experimental autodidacta: Timo Van Lujik. Súper trippy y oscuro, como mi alma…

Twine – Twine.- Y haciendo memoria, el disco homónimo de Twine es muy posiblemente uno de los primeros discos “raros” que escuché (si no es que EL primero), a la fecha me parece tan raro que haya sido editado por la Ghostly International, pero ora sí que “cada quien”. Lo voy a escuchar entero en cuanto llegue a mi casa y espero que tomen estos discos y los hagan suyos, no todos porque es irreal, pero sí traten de entrarle por lo menos a uno.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

this-is-going-to-be-the-best-party-ever
Uncategorized

Los discos y compilaciones que necesitas pa’ armar un reventón CA-BRON-SÍ-SI-MO

31 discos para Halloween parte dos
Uncategorized

Mis 31 discos para los 31 días de Halloween (segunda parte)