Moodymann – Moodymann


Todos esos que durante 2014 se treparon al tren del mame del deep house, mismos quienes en realidad escuchan tech house con bajitos medio groovy y que no tienen MEDIO DISCO DE DEEP HOUSE CLÁSICO en su discoteca personal, bueno, todos esos güeyes, deberían de hacerse un paro y escuchar a Andrés y Moodymann mucho, vamos, todo mundo debería de hacerlo porque es una actividad muy placentera, pero los que más se beneficiarían de oír mucho a estos dos personajes centrales de la historia del house, son estos tetaxos que están chinguichingui con que deep house ésto y deep house aquello, sin saber qué vergas es el deep house (escuchen el Where Dancefloors Stand Still de Sprinkles para una cátedra corta y directa.)

Claro, hay que ser justos, Andrés y Moodymann mezclan un chingo de cosas más en su pote, toman del jazz,  el r&b, el soul y demás música negra para pasarlos por el filtro del house y el hip hop, muchas veces en el marco de una sola canción, pero sin duda también tienen cosas deep que son, por mucho, más deep que la caricatura que inunda flyers y fiestas actuales. En esta ocasión, el nuevo larga duración de Moodymann hace justo eso: tiene lo mismo pasajes de house, que skits con un sólo sampleo de r&b, cachitos de funk con un beat de electro, fraseos de rap y muchos, pero de verdad muchos bajos que son tan cool que podrían poner una universidad de coolness sin pedos.

Hay dos versiones y la que un servidor tiene salió directo del Bandcamp de Mahogani Music, cosa que es un parototote porque, en general, los discos de Andrés y Moodymann se agotaban en cualquier tienda en línea para luego alcanzar precios exorbitantes en Discogs. Los puristas de Moodymann (que son casi tan fanáticos como los de Aphex Twin) dicen que la versión del CD (la que está en Bandcamp y que tiene casi el doble de tracks, muchos ya editados previamente) no es LA versión definitva, que la única que vale es la del vinilo que, dicho sea de paso, fue de los discos más caros del 2014. Humbug, este es el disco más sólido de Moodymann desde el Black Mahogani con todo y las cantidades absurdas de skits, tracks de 2 minutos y tracks previamente lanzados, además, esté en la versión que esté, que el catálogo de Mahogani Music esté en Bandcamp es una gran cosa y, en todo caso, pueden armarse una versión casi como la del vinilo quitando tracks de su playlist de iTunes, sólo les faltaría una rola: Restart. Ah, y además en la versión digital viene su remix a Born To Die de Lana del Rey.

En fin, resumen ejecutivo, ¿quieren escuchar la música de un purista del house, vamos, de un purista de la música negra? Moodymann es su gallo, secundado por Andrés y la buena peña de Mahogani. Pura calidad, puro house del bueno.

 

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

hell house
Destacado1 Reseñas

Mis libros de terror favoritos (y sus mejores adaptaciones al cine)

blade-runner-art-cover
Destacado2 Reseñas

Algunos de los discos más bellos que puedes escuchar en YouTube